viernes, 12 de junio de 2009

El tabaco causará 6 millones de muertes en 2010 según el nuevo ATLAS del TABACO

La Sociedad Americana del Cáncer y la Fundación Mundial del Pulmón han publicado una nueva edición de El Atlas del Tabaco. Este abarcativo volumen de investigación y el sitio que lo acompaña gráficamente muestran el modo en que el tabaco está devastando las economías y la salud global.

De acuerdo con el Atlas del Tabaco, el consumo de tabaco, estimado en $500 mil millones en la economía mundial, excede la totalidad de los gastos combinados en salud en todos los países de ingresos bajos y medios. Los costos económicos surgen como resultado de la pérdida de la productividad, el uso inadecuado de los recursos, los impuestos no efectivos y la muerte prematura:

- Dado que el 25% de los fumadores muere y muchos fumadores más se enferman durante sus años de mayor productividad, la pérdida en los ingresos devasta a familias y comunidades.

- Los cigarrillos representan el producto de consumo legal de mayor contrabando en el mundo. En 2006, cerca de 600 mil millones de cigarrillos de contrabando ingresaron en el mercado, lo que representó la pérdida de una enorme oportunidad impositiva para los gobiernos, así como la pérdida de la oportunidad de prevenir que mucha gente comience a fumar y de alentar a otros a que dejen de hacerlo.

- El tabaco reemplaza la producción potencial de alimentos en casi cuatro millones de hectáreas (menos de diez millones de acres) de la tierra apta para la agricultura en el mundo, equivalente a la totalidad de los cultivos de naranja o las plantaciones de bananas en todo el mundo.

- En los países en vías de desarrollo, los fumadores gastan grandes sumas de dinero en proporción a sus ingresos que, de lo contrario, podrían destinarse a alimentos, atención médica u otras necesidades.

El Atlas del Tabaco cristaliza una tendencia innegable: la industria del tabaco ha revertido los esfuerzos de venta y comercialización para que los países cuenten con políticas de salud pública menos efectivas y menor cantidad de recursos en su lugar:

- En 2010, seis millones de personas morirán a causa del tabaco por año. El 72% de ellas provendrán de países de ingresos bajos y medios.

- Desde 1960, la producción global de tabaco ha aumentado un 300% en los países de bajos y medios recursos, mientras que se redujo en más del 50% en los países de mayores recursos.

- En la India y en China en conjunto, más de quinientos millones de hombres consumen tabaco.

- Únicamente en Bangladés, si se compraran los alimentos para el hogar consumidos en promedio con el dinero que se gasta normalmente en tabaco, más de diez millones de personas no sufrirían de desnutrición y se podría salvar a 350 niños menores de cinco años cada día.

La nueva versión en línea de la publicación habilita a quienes confeccionan las políticas, a quienes se dedican a la salud pública, a los defensores y periodistas a interactuar con los datos y crear tablas, gráficos y mapas que puedan personalizarse ( Descargue su versión gratis )*

En uno de sus apartados, la investigación señala: “El tabaco es un factor cancerígeno adictivo que mata directamente a la mitad de sus consumidores, así como a los que fuman de forma pasiva. Todas las formas de tabaco son adictivas y letales”. John R. Seffrin, ejecutivo de la Sociedad Americana del Cáncer, explica en el prólogo: “El Atlas puede ayudar a cada nación a obtener los conocimientos necesarios para combatir este flagelo en sus comunidades y en todo el mundo, porque pueden utilizar la información para desarrollar estrategias de salud pública. De esta manera vamos a salvar millones de vidas”.

El informe contiene un mapa detallado con los porcentajes de fumadores en cada país, explicaciones minuciosas sobre los tipos de tabaco, su historia, los riesgos para la salud, y las últimas investigaciones sobre el tema.

RESPIRAR HUMO AJENO. Expertos en tabacología explicaron que en la Argentina mueren 6.000 personas por año a causa del humo de cigarrillo ajeno y coincidieron en que “se salvarían más de 100 mil vidas por año si todo el continente fuera 100% libre de humo”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) consideran que ser fumador pasivo “es una causa de enfermedad y muerte probada”. Tres informes publicados en los últimos años por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer determinaron que algunas de las consecuencias de respirar humo ajeno son:

- El aumento de dos a cinco veces el riesgo de muerte súbita del lactante, que se produce en niños menores de un año.

- El aumento de un 40% en el riesgo de padecer asma. En niños que ya padecen esta enfermedad aumenta la frecuencia de las crisis.

- Los episodios de catarro se incrementan en un 70%, al igual que los episodios de infecciones respiratorias como la neumonía, y de otitis.

- Existe un 30% más de riesgo de adquirir cualquier tipo de enfermedad cardiovascular.

- Aumenta en un 25% el riesgo de padecer cáncer de pulmón.
- La persona es más proclive a desarrollar asma y aumenta la frecuencia de crisis asmáticas.

- El riesgo de contraer cáncer de mama se incrementa en hasta 70%, particularmente cuando la exposición se da en mujeres jóvenes.**


*Fuente: TabaccoFreeCenter.org
**Fuente: CriticaDigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario