miércoles, 3 de noviembre de 2010

Comer menos carne salva vidas

Un estudio reciente en el Reino Unido determina que 45.000 vidas podrían salvarse si se ingiriera menos este alimentoSegún la organización Friends of the Earth (Efo), más de 45.000 vidas al año podrían salvarse si todo el mundo se decidiera a no comer carne más de dos o tres veces a la semana.

Adoptar dietas alimenticias pobres en carne haría que 31.000 personas dejaran de morir prematuramente por causa de enfermedades del corazón, otras 9.000 de cáncer y 5.000 más de derrames cerebrales, según un reciente análisis de los hábitos alimenticios de los británicos que ha realizado el doctor Mike Rayner, experto en salud pública.

Una reducción considerable del consumo de carne ahorraría alrededor de 1.370 millones de euros al National Health Service, el Sistema Nacional de Salud del Reino Unido, y contribuiría a reducir el cambio climático y la deforestación de Sudamérica, donde se están talando los bosques tropicales para cultivar forraje para animales y pastos para la cría de ganado vacuno que luego se exporta a Europa, asegura el informe.

Comer carne de un modo excesivo, en especial carne elaborada industrialmente, es perjudicial para la salud porque su ingestión posiblemente implique el consumo de más grasas animales, grasas saturadas o sal que la ingesta oficialmente recomendada, según Friends of the Earth.

La organización no está sugiriendo que se deje de comer carne por completo sino que insta a la población a no comer carne más de dos o tres veces a la semana, con una ingesta semanal que no exceda de los 210 gramos en total, el equivalente a media salchicha al día. La media de ingesta de carne a la semana se sitúa entre siete y diez raciones de 70 gramos cada una.

Adoptar estos hábitos salvaría 45.361 vidas al año, según la investigación realizada por Rayner y sus colegas en el seno del grupo de investigación de fomento de la salud, perteneciente a la Fundación Británica del Corazón de la Universidad de Oxford.

Los investigadores han calculado que pasar a comer carne un máximo de cinco veces a la semana evitaría 32.352 muertes, mientras que fallecerán otras 2.509 personas más al año en el 2050 si continúan los niveles actuales de consumo de carne.

Cada año se producen 228.000 muertes por culpa de tres afecciones en las que la ingestión de alimentos ejerce un papel protagonista: las enfermedades del corazón, los derrames cerebrales y los cánceres relacionados con el régimen alimenticio como, por ejemplo, el cáncer de colon.

"No es necesario que nos hagamos vegetarianos para velar realmente por nosotros mismos y por nuestro planeta, pero sí es necesario que reduzcamos el consumo de carne", ha manifestado Craig Bennett, director de política y campañas de Friends of the Earth.

El profesor Steve Field, presidente del Council of the Royal College of General Practitioners [Consejo del Real Colegio de Médicos de Familia], se ha mostrado de acuerdo en que "no se debería dejar de comer carne, pero sí se debería comer menos, especialmente carne elaborada industrialmente, debido a su contenido en sal y en grasas saturadas, y comer más frutas y verduras".

Rachel Thompson, subdirectora del World Cancer Research Fund [Fondo Mundial de Investigación del Cáncer], ha comentado que "estas cifras vienen a reforzar lo que hemos estado diciendo acerca de las carnes rojas y de elaboración industrial, esto es, que hay pruebas convincentes de que aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de colon, el tercer cáncer más generalizado en el Reino Unido. El Fondo recomienda comer no más de 500 gramos de carne roja a la semana y evitar la ingestión de preparados cárnicos como, por ejemplo, panceta, jamón y embutidos".

Jen Elford, de la Vegetarian Society [Sociedad Vegetariana], ha añadido que "por supuesto, menos carne es mejor que más carne, pero no podemos abordar la magnitud de los problemas medioambientales y de salud que afronta la sociedad si no renunciamos de forma masiva y generalizada a las proteínas animales".

Los productores de carne han criticado el informe. "La inmensa mayoría de los consumidores ya comen menos de la cantidad de carnes rojas que se recomiendan por término medio", afirmó Chris Lamb, de BPEX, organización que representa a 20.000 productores de cerdo en Inglaterra. "Es excesivamente simplista afirmar que el cambio de un único elemento de un régimen alimenticio puede tener un resultado tan espectacular”.




Fuente: Observa.com.uy / ElMundo.es / Guardian.uk.co

1 comentario:

  1. el ser vegetariano contribuye a a la naturaleza, para mi todos deberíamos de dejar de comer carne, miles de cosas en la naturaleza nos alimentan mas que un cadáver... ademas EL MANDAMIENTO "NO MATARAS" acaso es solo para humanos?????' LOS ANIMALES SIENTEN, y no creo que Dios acepte lo que se hace con seres tan nobles!!!. LA NATURALEZA ESTA HECHA PARA LOS VERDADEROS HIJOS DE DIOS, LOS QUE MATAN POR PLACER SERA QUE EL ALTISIMO LOS VE CON LOS MISMO OJOS??? CON LA VARA QUE MIDES SERAS MEDIDO.

    Matar un buey, es como matar un hombre (Isaías cap. 66 vers. 3).
    Dios se enojó cuando el Pueblo de Israel le pidió carne, porque
    sólo pensaban en comer. (Números 11:33-34).
    No destruyas la obra de Dios por causa de alimento (Romanos 14:20).
    Nuestro cuerpo es el Templo de Dios, por eso no le debemos
    introducir cosas inmundas (cadáveres).
    Dios dijo: y surgirá un Mundo donde manará LECHE y
    MIEL (Éxodo 3:8).

    ResponderEliminar