lunes, 10 de enero de 2011

Adventista de 92 años establece récord mundial en maratón

La bisabuela, conocida como "Glady-ator", es la más anciana en completar los 42 kilómetros

Gladys Burrill dice que la vida es como un maratón. Y sabe lo que dice. Se cree que a los 92 años, es la mujer más anciana en completar un maratón oficial de 42 kilómetros (récord mundial).

Burrill cubrió la distancia en 9 horas, 53 minutos y 16 segundos. Si su tiempo es confirmado por Guinness, superaría a Jenny Wood-Allen, una escocesa que completó la Maratón de Londres a los 90 años.

Al igual que la vida, "el maratón requiere de perseverancia, fuerza y valor; hay que seguir andando", dijo Burrill. "Es muy importante pensar en positivo".

Conocida localmente como "Glady-ator", ha completado la maratón de la ciudad entre 2004 y 2007. Pero dos intentos infructuosos hicieron que dudara si podría cubrirla una vez más.

En 2008, su esposo falleció cuatro días antes de la carrera. El año pasado, los calambres la hicieron abandonar poco después de la mitad.

"Este año estaba más en paz", dijo Burrill, que camina entre cincuenta y ochenta kilómetros por semana.

Podría haber llegado dos minutos antes, pero se detuvo a orar unos cientos de metros antes de la llegada. "Me pareció importante hacerlo, porque mi vida cambiaría después de esto, y hay gente que necesita ánimo", dijo Burrill, que pertenece a la Iglesia Adventista y que tiene 18 nietos y 26 bisnietos.

Jim Barahal, presidente del Maratón de Honolulu dijo que el logro era "absolutamente increíble. Es una gran inspiración".

Los organizadores donaron 2.500 dólares al Proyecto Lokahi, que ayuda a familias necesitadas. Burrill dijo que suele colaborar con estos proyectos. "Yo sé lo que es la pobreza", dijo.

Gladys, la menor de seis hijos de una familia de inmigrantes finlandeses, perdió a su padre al cumplir dos años. A los 11 años, contrajo poliomielitis, pero se recuperó.

Es madre de cinco hijos, aunque perdió a uno de ellos en 1985 por un tumor cerebral.

"He tenido muchos obstáculos en la vida, pero Dios siempre ha estado conmigo", dijo. Burrill, que ha sido piloto y escaladora, dice que la aventura y el ejercicio la han ayudado a superar el estrés y el dolor a lo largo de la vida. "A veces salgo a caminar muy cargada, pero regreso renovada".

Cuando se le piden consejos para estar en forma, sus consejos son simples: "Coman sano y hagan ejercicio. Hay tantos jóvenes que no se dan cuenta de la importancia del ejercicio".

Burrill dijo que jamás ha bebido alcohol ni fumado, y que ingiere alimentos saludables: es mayormente vegetariana y no come postres.

Asimismo, dice Burrill, es importante mantenerse bien mentalmente, pensar positivamente y soñar con proyectos futuros, aunque sean imposibles.

El alcalde la ciudad de Honolulu la condecoró en una ceremonia que se realizo el 7 de enero.



Fuente: ANN - Adventist News Network / adaptado



3 comentarios:

  1. Que ejemplo por favor!!!
    Que bendicion tan grande!!
    Gracias a Dios por las maravillas que nos muestra cada día y por sus milagros que nos animan a seguir.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante, esta es una demostración de los beneficios del estilo de vida adventista.

    ResponderEliminar