martes, 16 de agosto de 2011

Adventistas celebran las nuevas advertencias en las cajetillas de cigarrillos en los EEUU

• Nueve imágenes gráficas deberán ser rotadas en todas las cajas de cigarrillos desde octubre de 2012

Los líderes adventistas de salud celebraron la nueva política de los Estados Unidos que requiere que los fabricantes de cigarrillos añadan nuevas advertencias gráficas en las cajetillas a partir de octubre del próximo año.

El pasado martes, funcionarios estadounidenses anunciaron que los fabricantes de cigarrillos deberán exhibir una de nueve imágenes (FDA fotografías en alta resolución, textos en español), que incluyen un fumador enfermo que trata de respirar con una máscara de oxígeno o una boca con dientes manchados. Las nuevas advertencias gráficas tienen que cubrir la mitad superior de todas las cajetillas de cigarrillos y el veinte por ciento superior de cada aviso, dijeron funcionarios del Ministerio de Salud y Servicios Humanos del país.

Estos avisos forman parte de una ley de 2009 que permitió que la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) del país regule la industria del tabaco. Desde entonces, varias tabacaleras han demandado a la FDA, afirmando que este requisito viola el derecho constitucional a la libertad de expresión.

"Es precisamente porque apoyamos la libertad de expresión que celebramos la utilización de imágenes que valen por mil palabras", dijo el Dr. Allan Handysides, director de Ministerios de Salud de la Iglesia Adventista mundial. "Estas imágenes transmitirán un mensaje de naturaleza veraz y terapéutica".

El cigarrillo es la causa principal de muerte evitable y prematura en los Estados Unidos, y produce cinco millones de muertes cada año, dijo Handysides. Más de veinte países requieren imágenes gráficas de advertencia, incluido Canadá, que en 2000 requirió que no menos del sesenta por ciento de los avisos y etiquetas presenten advertencias. Eso ha hecho disminuir significativamente el índice de fumadores en el país, dijo Handysides.

"Celebramos esta valiente medida e instamos al gobierno a que dé el siguiente paso: que ratifique el Convenio Marco para el Control del Tabaco", dijo, Peter Landless, director asociado de Ministerios de Salud de la Iglesia Adventista mundial al referirse a un tratado adoptado por la Organización Mundial de la Salud en 2003. Estados Unidos es una de las 22 naciones que no ha ratificado el tratado, que establece normas universales donde se especifican los peligros del tabaco y se limita su uso.

"Hay una relación inextricable entre el cigarrillo y el cáncer de pulmón, tanto en los que fuman como en los fumadores pasivos", dijo Landless. "Deben emplearse todos los métodos posibles para hacer disminuir el número de fumadores si es que queremos que disminuyan las muertes relacionadas con el consumo del tabaco".

La Iglesia Adventista, cuyo "Plan de Cinco Días para Dejar de Fumar" fue uno de los primeros programas contra el consumo de tabaco, trabaja ahora de manera conjunta con la "Campaña por los Niños Libres de Tabaco", la Sociedad del Cáncer y las Asociaciones Cardíaca y Pulmonar de los Estados Unidos. *


• EEUU endurece campaña contra el tabaquismo

Dientes putrefactos. Pulmones enfermos. El cadáver de un fumador. Esas son las imágenes de algunas de las nueve etiquetas de advertencia que muestran los peligros del tabaquismo y que serán requeridas por la Administración de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) para todos los paquetes de cigarrillos vendidos en el país a partir de septiembre de 2012 (ver informe FDA).

Otras de las nuevas imágenes son un hombre con traqueotomía, fumando, y una madre con un bebé en los brazos y humo de cigarrillos alrededor de ellos. Las etiquetas incluirán frases como “Fumar puede matarte” y “los cigarrillos causan cáncer”. Las etiquetas, que la FDA dio a conocer el martes, son parte del cambio más significativo a los paquetes de cigarrillos en Estados Unidos en los últimos 25 años.

Son parte de una vasta campaña para reducir el tabaquismo, que mata anualmente a 443 mil personas en el país. Las etiquetas cubrirán la mitad superior de la cajetilla, en ambos lados, e incluyen un número telefónico para los que quieran dejar de fumar. Las etiquetas de advertencia de la FDA deberán aparecer además en los anuncios, cubriendo el 20% de su superficie.

“Este tipo de advertencia gráfica descarnada fortalece el entendimiento de la gente de los peligros de fumar”, dijo la comisionada de la FDA Margaret Hamburg en una entrevista con The Associated Press.

Quieren elevar conciencia

“Claramente tenemos que renovar una conversación nacional sobre estos temas y aumentar la conciencia”, agregó. La nueva disposición fue incluida en una ley aprobada en 2009 que, por primera vez, dio al gobierno federal autoridad para regular el consumo de tabaco, incluyendo directrices en su mercadeo, etiquetado, prohibir ciertos productos y limitar la nicotina.

El anuncio sigue un examen de escritos científicos, comentarios públicos y resultados de un estudio comisionado por la FDA de 36 etiquetas propuestas en noviembre pasado. En los últimos años más de 30 países o jurisdicciones han adoptado etiquetas similares a las de la FDA. Estados Unidos adoptó las primeras etiquetas de advertencia en 1965 y las de la actualidad fueron incluidas en todas las cajetillas de cigarrillos a mediados de la década de 1980.

La FDA dijo que las nuevas etiquetas “ilustrarán clara y gráficamente los riesgos que para la salud entraña fumar”, además de animar a los fumadores a que abandonen el hábito y al mismo tiempo intenta convencer a los no fumadores y adolescentes a que no lo empiecen. “Estas etiquetas son descripciones francas, honestas y poderosas y detallan gráficamente los peligros que para la salud entraña el fumar”, dijo en una declaración la secretaria de Salud, Kathleen Sebelius.

El presidente de la Sociedad Estadounidense contra el Cáncer, John R. Seffrin, elogió las nuevas etiquetas. Dijo que tienen el potencial de “alentar a los adultos a abandonar su mortífera adicción a los cigarrillos y desalentar a los niños a adquirirla”. La medida se produce cuando la cifra de estadounidenses fumadores ha caído drásticamente desde 1970, de casi 40% a un 20%, pero esa tasa se ha mantenido fija desde 2004. Más de 221 mil estadounidenses serán diagnosticados con cáncer de pulmón en el 2011, lo que representa alrededor de 14% o de todos los casos oncológicos, según la Sociedad Estadounidense del Cáncer. Se espera que casi 157 mil hombres y mujeres mueran por cáncer pulmonar este año.

Intentan frenar el consumo

Sebelius dijo que su objetivo es frenar el inicio infantil del tabaquismo y ofrecer ayuda a los adultos que quieren abandonar el hábito.

“Tenemos alrededor de cuatro mil personas menores de 18 años que prueban su primer cigarrillo y unas mil de ellas se vuelven fumadores permanentes. Y eso no es bueno para nuestro país”, señaló la funcionaria en un medio televisivo. “Esto realmente está apuntado a asegurar en primer lugar que los niños no empiecen” a fumar, añadió. **




* Fuente: ANN / Adventist News Network
**Fuente: ElUniversal.com.mx
Fotografía: montaje de Ojo Adventista sobre original FDA





1 comentario:

  1. • CUATRO TABAQUERAS DENUNCIAN AL GOBIERNO DE EEUU POR LA OBLIGACIÓN DE IMPRIMIR EN LAS CAJETILLAS

    Las compañías alegan que la obligación de imprimir esas imágenes tiene un alto coste y viola su derecho a la libertad de expresión.

    Cuatro compañías de tabaco han denunciado este martes al gobierno de Estados Unidos por la nueva normativa que obliga a imprimir en las cajetillas imágenes explícitas sobre las consecuencias de fumar, alegando que violan su derecho de libertad de expresión y el alto costo de imprimirlas.

    Las compañías denunciantes son R.J. Reynolds Tobacco Co.y su subsidiaria Santa Fe Natural Tobacco Company Inc.; Lorillard Tobacco Co., CommonwealthBrands Inc. y Liggett Group LLC., informó el 'Washington Post' en su edición digital.

    Según recoge el diario, R.J. Reynolds Tobacco Co. y Lorillard Tobacco Co. creen que estas imágenes no son simplemente advertencias sino que condicionan a la personas a la hora de tomar la decisión de fumar o no.

    Consideran además que con esta política antitabaco el Gobierno les obliga a poner estas imágenes en las cajetillas en un tamaño incluso mayor que el propio logotipo de sus empresas y por eso han recurrido a la justicia para que se detenga la impresión de las nuevas etiquetas.

    La demanda, que fue presentada en una corte federal del distrito de Washington, indica además que las imágenes han sido manipuladas para tocar la fibra sensible del consumidor y aseguran que algunas de ellas han sido tratadas para causar un impacto psicológico mayor.

    "Nunca antes en Estados Unidos se ha obligado a los fabricantes de un producto legal a utilizar su propio embalaje y su publicidad para transmitir un mensaje de gobierno instando a los consumidores adultos a no consumir sus productos", alegan los demandantes.

    La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no ha hecho ningún comentario al respecto, alegando que la agencia no discute sobre asuntos legales pendientes de litigio.
    Campaña agresiva

    El pasado junio la FDA anunció que a partir de octubre de 2012 los paquetes de tabaco de los paquetes de tabaco llevarían obligatoriamente impresos imágenes como pulmones enfermos y bocas infectadas con leyendas que advirtieran de los riesgos para la salud de fumar.

    Los paquetes llevarán obligatoriamente impresa una de las nueve imágenes seleccionadas por científicos y usuarios de Internet de un total de 36. La agresiva campaña anunciada por el Departamento de Salud en noviembre, acompaña las imágenes con advertencias más grandes y gráficas que nunca.

    El tabaco es la principal causa de muertes evitables en Estados Unidos, donde mata a 443.000 personas al año y a 1.200 al día. Aunque el número de fumadores ha bajado significativamente en el país en los últimos 40 años, ese declive se ha estancado recientemente, y, actualmente, alrededor de un 20% de la población -46 millones de adultos- consume cigarrillos.

    Entre los estudiantes de escuela secundaria, hay un 19,5% de fumadores, según cifras oficiales.

    La nueva medida, similar a la impulsada en varios países europeos, forma parte de una ley promulgada en junio de 2009 por el presidente Barack Obama, que entrega al Gobierno el control de la producción, venta y publicidad del tabaco pese a las objeciones de la industria, obligada a revelar todos sus ingredientes.

    El objetivo de la ley, además de lograr una disminución notable de las muertes por tabaco, es conseguir un ahorro anual de unos 100.000 millones de dólares en gastos por atención médica.

    • http://www.elmundo.es/accesible/america/2011/08/17/estados_unidos/1313549294.html

    ResponderEliminar