martes, 21 de octubre de 2008

OMS presento el “reloj de la muerte”

La Organización Mundial de la Salud (OMS), inauguró hoy el “reloj de la muerte”, que marcará el número de fallecidos por enfermedades relacionadas con el tabaco.

Al comenzar a funcionar el reloj, ya marcaba 40 millones de personas, aquellas que fallecieron por causa del tabaco desde que se lanzaron las negociaciones sobre la Convención Internacional contra el tabaquismo hace casi diez años.

Según la OMS, la mortalidad relacionada con este producto es mayor que las muertes combinadas por tres enfermedades: sida, tuberculosis y la malaria.

La inauguración coincide con el comienzo de una reunión de unos 600 delegados provenientes de más de 150 países. Los cuales se reúnen en Ginebra esta semana para negociar el protocolo de la Convención Internacional, que entró en vigor en 2005, que tratará sobre el comercio ilegal de productos del tabaco. Y negociar un acuerdo para combatir el comercio ilícito de tabaco, que cuesta a los gobiernos hasta 50.000 millones de dólares por impuestos que dejan de recibir.

Este comercio hace perder cada año 50.000 millones de dólares en impuestos a los gobiernos, según la OMS, y alimenta al crimen organizado y al terrorismo.

La presentación en el Centro Internacional de Conferencias de Ginebra estuvo a cargo de la Dra. Margaret Chang, Directora General de la OMS. Dijo "En general, cuando pensamos en un reloj de eventos relacionados con la salud imaginamos acontecimientos positivos: número de niños que nacen, o el logro de alguna meta".

"Este siniestro reloj, el "reloj de la muerte", cuenta el número de personas que mueren por consumir tabaco. Va contando el tiempo que corre para todas las personas que aún no han dejado de fumar".

"Cada 6,5 segundos muere un fumador. Hace seis años, cuando el reloj se puso en marcha, el intervalo era de 8 segundos. La acción mortífera del tabaco se ha acelerado. Sólo este año matará a casi cinco millones de personas".

"El tabaco es el único producto de consumo que mata cuando se le da el uso pretendido por el fabricante. Y lo hace a escala masiva. Cien millones de personas en el siglo XX. Si no se le pone coto, se calcula que matará a mil millones de personas durante este siglo".

"Estas cifras son difíciles de asimilar. Según el dicho, una muerte es una tragedia, pero un millón de muertes es una estadística. Nosotros no lo vemos así. Detrás de cada vida perdida hay una historia: una historia inacabada, una esperanza frustrada. Por ejemplo, mi propio padre murió de una afección relacionada con el tabaco cuando yo tenía 14 años. Sé el sufrimiento que esa muerte causó".

Muchos países ya han adoptado medidas enérgicas para inhibir el uso del tabaco. Como organización hemos adoptado el primer tratado mundial de salud pública, el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco. Seguiremos estando en guardia y liderando todos los aspectos de la lucha antitabáquica.

Fuente: OMS, Noticias24.com / Informador.com.mx

No hay comentarios:

Publicar un comentario